La intolerancia de Miami

by Manolo Godoy

Todos conocemos la intolerancia a ciertos productos como la leche, al iodo , al vino etc.
El cuerpo humano rechaza algo que no puede asimilar y se manifiesta de la única forma que puede, esto es por medio de erupciones en la piel, malestares estomacales, coriza, alergias, etc.
Esto lo hace por que es su forma de comunicación con el exterior para decirle, “hey, si me das algo que no me gusta, me rebelo”
Pero existe otra clase de intolerancia, mucho mas compleja y mas difícil de combatir, la intolerancia política, esta que no se cura con pastillitas ni con productos substitutos.
La intolerancia debía ser una asignatura en las escuelas tan importante como las ciencias, por que si no sabemos mucha matemática, una calculadora siempre esta a mano, cuando no estamos capacitados para tolerar lo que diga o piensa nuestro vecino o compañero de trabajo, siempre tendremos un amigo menos, al final de cada debate con una persona que no conocemos bien en una sala de espera, puede que salgas con un amigo, o puede que salgas con dos desafectos, tu interlocutor y uno que no se metió en la conversación, pero también es intolerante y pensó, ¡que tipo mas idiota!
Lo que sucede con la intolerancia, y me estoy refiriendo fundamentalmente a la intolerancia de Miami, es que no se oye a nadie polemizar por el simple hecho de intercambiar de ideas, sino por imponer  las “mías”.
Muchos de los intolerantes son personas de la tercera edad ( un hecho inequívoco de estar “viejo”)
la persona joven o madura es mas flexible, esta capacitado aun para aceptar otras ideas, el viejo no, el viejo cree conocerlo todo, y cree no tener necesidad de aprender y se encierra en su castillo de ignorancia y termina solo con sus frustraciones.
He oído en algunas aguerridas emisoras de radio de habla hispana, a ciertos comentaristas, por cierto algunas son bien maduritas y quieren hablar como “teenagers”; he oído defender sus puntos de vista, muchas veces totalmente erróneos con tanta vehemencia que los imponen, y cuando alguien llama para decir otro punto de vista se lo comen a pedazos, por que no aceptan que les contradigan.
Cuando usted es tolerante, siempre va a tener quien lo oiga por que usted lo escucho primero, la regla básica numero uno, o regla de oro de una conversación es escuchar, quien sabe escuchar es el educado, el sabio, el inteligente, el culto, quien no escucha es… El burro!!!
Cuantas personas he tenido cerca en una conversación  de tipo intolerante y al cabo de pocos minutos se perfectamente, no quien tiene la razón, sino, quien es mas inteligente.
Créalo o no, quien quiere imponer su idea, tenga razón o no, nunca sera el mas inteligente, sino el mas necio y por ende llevara su idea y su razón  al vacío.
¿Que es lo que esta pasando en este Miami?, este pueblo que acogió tanta etnias de todo el mundo hispano, esta dividido en dos partes: los seudo-políticos y… los demás.
Los habladores de política “full time” y los que disfrutan de otros temas.
Tendremos que esperar que desaparezca toda una generación de intolerantes, y que venga una nueva generación de “indolentes” a quien no les interesa la política y les da lo mismo 45 o 54?
¿Se tendrá que desperdiciar tanto cerebro, por el simple hecho de no aceptar ideas diferentes?

UN HOMBRE SE DICE QUE ESTA VIEJO CUANDO NO ES EDUCABLE

Hay quien le gusta ser tildado de intransigente, de intolerable, pero eso lo que demuestra la falta de educación que tiene esa persona
Por eso yo digo, no quiera ser el que posee la vedad absoluta, quiera ser alguien que cuando llegue a cualquier lugar, su presencia sea deseada, sea bienvenida.

Quisiera saber si estoy en lo correcto o no, quisiera saber sus opiniones y ver si en algo me equivoco y poder corregirlo, y así también aprender, todavía soy educable, por favor escribe tu comentario a continuación para  no caer en el grupo de intolerables,

© 2015, Godoy. All rights reserved.

0

Author: Godoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.