Cuba debe indemnizar a los Cubanos

By Manolo Godoy

Cuando oímos el monólogo de Raul Castro acerca de las condiciones para poder proseguir con las negociaciones del restablecimiento de relaciones, no me queda otra cosa que bostezar pues me parece oír un discurso de los del hermanazo mayor, cuando se enfrentaba al “Imperialismo”, ahora le dicen solo el “Imperio”, parece que el ahorro llegó también a las letras.
El Hermano grande nunca quiso negociar a pesar de que todos, todos los presidentes Norteamericanos quisieron y no pudieron por que Fidel Castro no quiso, y si hubiera estado cuerdo ahora, tampoco hubiera querido, pero Raulito se puso de suerte y como el Caballo ya no relincha,  hizo todo lo que estuvo a su alcance para hacerse notar.

Raul Castro se adelanta al paso de Obama y se presenta, “Yo soy Raul Castro el presidente de Cuba”

Diciembre 10, 2013

En el acto del Memorial a Nelson Mandela en Johannesburgo, África

Ahora que se esta en proceso de negociar, en el viaje a la CELAC, desempolvo uno de los discursos del Anciano en Jefe para demostrar que ellos todavía siguen “duros”, y  repitió la famosa lista de pedidos a los Reyes Magos.

Como siempre piden la Base de Guantanamo, no se para que la quieren si esta tan rodeada de minas personales que el día que este vacía, no se podrá entrar a ella, ¿para que no estén los “Yankees” ahí?, ¡pero si estarán por toda Cuba!

Ah, y entre otras cosas quieren que les den una compensación por los daños psíquicos y emocionales ocasionados tras largos años de “Bloqueo”, Blah, Blah, Blah… bueno, Obama, es verdad, debes darle una tierrita, para que se tranquilicen diles que lo descuenten de lo que le deben a todas la empresas Norteamericanas robadas en los primeros días de la Revolución,  que lo descuenten a los Cubanos que con mucho sudor establecieron negocios y se los quitaron, que lo descuenten de los otros extranjeros establecidos en Cuba con negocios y que les quitaron sus bienes, como si todo esto fuera poco que les devuelvan a los mas de dos millones de Cubanos como yo que no eramos terratenientes, ni latifundistas, ni dueños de negocios y nos hicieron salir con apenas la ropa que vestíamos, que nos inventariaron hasta los tenedores y cucharas, y se quedaron con todo, todo, todo que no era un tesoro, ¡Pero era mi tesoro! y ¡me lo quitaron todo! a mi y a mis hijos que no comprendieron por que no se podían llevar un simple juguete viejo.
De eso hace muchos años y se me estruja el corazón solo de recordarlo.

Hoy día venden las casas, tienen visas por cinco años, ya no vienen de visita aquí, van de visita allá. Esos, los jóvenes de hoy dia, esos quizás no comprendan lo que hablo, y no los culpo, esa revolución no la pusieron ellos, los viejos, esos si saben.

Pero Raulito también sabe, si, se acuerda, por que el ha estado allí antes y después de….

Como no, señor presidente de Cuba, se le debe a pagar hasta el ultimo centavo, después que Usted pague hasta el ultimo Juguete viejo que se adueño, hasta que usted devuelva esas casitas, no mansiones, a esas humildes casitas que usted expropio de los “apátridas” parta entregárselas a los comecandelas, que por cierto la gran mayoría están por aquí, y hasta trabajan en radio y televisión.

El show de la CELAC de Raulito es como el de todos los políticos, que dicen una cosa para consumo externo y otra para consumo interno.
Raul debió preguntarle a su nieto, que siempre lo acompaña a todas partes: ¿Tu crees. que apreté demasiado?
Pero desde Cuba recibió el espaldarazo del sobrino Alejandro Castro,… no, no hay problema que la Coca Cola y McDonald vengan.

¿Que por que Fidel no respondió a estos pedidos?, por que debe estar jugando a los “yaquis” o a los “palitos chinos”.

© 2015, Godoy. All rights reserved.

0

Author: Godoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.