Tus viejitos velando por ti !

By Manolo Godoy

Cuando eramos jóvenes y oíamos a una persona mayor, bueno, el termino mayor esta en dependencia de lo joven que sea el que la dice, por que cuando yo tenia dieseis años  a  un amigo del barrio que tenia treinta le decíamos “el viejo”, y ya se pueden imaginar que, ahora, daría todo lo que me pidan por ser un “viejo de treinta años”.
Pues, cuando oíamos a un viejo, hablar con tanta melancolía de las cosas vividas, de los momentos que quedaron grabados en su mente para siempre, recuerdos gratos y aun no tan gratos, pero que unidos dieron lugar a la llamada “experiencia”, que no es mas que la recopilación de hechos y vivencias de una persona. Cuando los oíamos hablar, pensábamos que era aburrido, que era cursi, que el viejo estaba “chochando”.
Ahora que estamos en el umbral, sino dentro del escenario de ese coloquio interno con los recuerdos, comprendemos que sentían nuestros viejitos y no los entendíamos, vemos lo que pasaba por sus mentes y no los acompañábamos en su recorrido imaginario.

Cuanto quisiera tener a mi abuelo junto a mi de nuevo para decirle:
-Abuelo cuéntame una vez mas cuando pescaste ese pez tan grande que no pudiste aguantar y se te escapo!,
-Cuéntame  una vez mas cuando jugabas pelota y eras el mejor del equipo!!
-O solo para decirle: Abuelo, ¡te quiero mucho aunque nunca te lo dije!

Al nacer venimos al mundo desprovistos de todo, somos en la escala animal, los mas indefensos, no somos capaces de sobrevivir por nosotros mismos, tenemos una dependencia total a nuestro alrededor, sea del medico que nos trae al mundo, sea de nuestra madre que nos amamanta, sea de un padre que provee lo necesario para la alimentación, en otras palabras sin nuestros padres seria imposible sobrevivir.Tienen que velar por ti

Cuando comenzamos a crecer nos enseñan a comer por nosotros mismos, nos enseñan a dar los primeros pasos y a pronunciar las primera palabras, tienen la paciencia de enseñarnos por que saben que esa es su obligación, ese es su deber, y de alguna manera siempre abnegada cumplen su cometido.

Por eso cuando son adultos muchas veces no tienen tiempo ni paciencia para los viejos, Pues déjame decirles algo a todos los hijos y nietos:

-Cuando veas a tu padre o abuelo mayor, ten paciencia e intenta comprenderlo

-Cuando comiendo se ensucie, cuando no pueda vestirse, ten paciencia, recuerda las horas que paso enseñándote

-Si cuando habla repite las mismas cosas no lo interrumpas y escucha, el a la hora de dormir te tuvo que explicar mil veces el mismo cuento, hasta que te dormías

-No te avergüences ni le riñas cuando no quiera bañarse, recuerda que tenia que perseguirte para que tu lo hicieras.

-Cuando veas su ignorancia en la nueva tecnología, no te burles y dale el tiempo necesario, como el que el uso en las cosas que te enseñó

-Y si en algún momento pierde la memoria o el hilo de la conversación, dale tiempo para recordar, y si no lo hace, no te pongas nervioso, lo mas importante para el,no es recordar, sino estar contigo y que le escucharas.

-Si no quiere comer, no le obligues, a su edad sabe cuando lo necesita y cuando no.

-Y por ultimo, Cuando sus pies cansados no le dejen caminar, dale tu mano de la misma manera que  lo hizo cuando diste tus primeros pasos.

En algún momento sabrás que a pesar de sus errores siempre quiso lo mejor para ti y que hizo lo mejor que pudo para preparar el camino que tu debías hacer.

Si tienes la dicha de tener a tus padres o abuelos junto a ti, dile todos los días que los quieres, ellos no necesitan mas, si están lejos, llámalos frecuentemente y déjales saber que los tienes presente, y si no están mas contigo por que no están físicamente, no te preocupes por que aun desde allá, ellos seguiran velando por ti!!

©Copyright2015          www.manologodoy.net

© 2015, Godoy. All rights reserved.

0

Author: Godoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.